MEDICINA TRADICIONAL DE OCCIDENTE

Medicina tradicional de Occidente

Del mismo modo que Oriente cuenta con su Medicina Tradicional (siendo las más conocidas la Medicina Tradicional China y la Medicina Ayurvédica), en Occidente podemos hablar también de una medicina desarrollada por todo el continente europeo y por la tradición de Oriente próximo.

Recordando nuestra historia  en la antigua Persia, de los Medas, surgió  la tradición médica hace 2.500 años. Mucho antes en Egipto, de Kemia (de la tierra negra), surgieron lo que posteriormente los griegos conocieron y estudiaron  como las artes kémicas o la kemicina. A partir de estos esos conocimiento llegaron a los árabes dónde comenzó el desarrollo y la expansión al continente europeo de la Alquimia médica. 

Ha habido épocas donde se ha desarrollado más el paradigma médico y otras donde el paradigma o cosmovisión predominante era el alquímico. Tratar la enfermedad es la clave de la visión médica, favorecer la salud es el enfoque de la visión alquímica.

El alquimista, médico y astrologo Suizo Theophrastus Phillippus Aureolus Bombastus von Hohenheim conocido como Paracelso (1493-1541) acuñó la expresión spagyria y le dio un carácter más científico para su época a la antigua alquimia. Su significado, etimológicamente spao (extraer, disolver) y agério (reunir, coagular). Es el “solve et coagula” de los antiguos alquimistas.

En el interior de los medicamentos preparados según los principios espagíricos, se concentran los procesos vitales que hacen que la planta o el mineral se exprese con esa forma y tenga una determinada función en la Naturaleza.

No es tan importante la sustancia a utilizar como medicamento, sino que es utilizada la esencia o los procesos energéticos extraídos de la sustancia. A través de disolver (solve) y coagular o condensar (coagula) el vegetal por ejemplo, se extrae la esencia que hace posible que ese vegetal tenga esa forma y ese color, y se comporte con ciertas características más o menos visibles.

Los antiguos espagiristas, cuando recogían y elaboraban sus grandes remedios, tenían en cuenta los ciclos de la naturaleza, el momento a recoger, la forma respetuosa al llevar a cabo la elaboración del remedio espagirista, e incluso la actitud profundamente espiritual del que lo elaboraba.

Disuelta la planta y extraído el principio vivo, éste es aplicado para nutrir al organismo y despertar en él las propias capacidades de autorregulación y autocuración. Es por tanto una Homeoterapia.

Posteriormente sobre esa base se desarrollan otras Homeoterapias como la medicina Homeopática de Samuel Hahnemann.

No se admiten más comentarios